El examen

El MIR es un examen de medicina que consta de 235 preguntas de respuesta múltiple, el cual deberá contestarse en un máximo de 5 horas. Cada pregunta acertada vale 3 puntos y cada pregunta fallada resta 1 punto.

El examen MIR consta de de 225 preguntas tipo test, con cuatro opciones de las cuales sólo una es válida y 10 preguntas de reserva por si se detectan problemas de formulación o erratas (235 en total). Cada pregunta acertada vale 3 puntos y cada pregunta fallada resta 1 punto.

No tiene un temario oficial definido (pueden preguntar sobre cualquier aspecto que tenga que ver con la Medicina) y se documenta de aquellos temas que aparecen habitualmente en los manuales usados en las Facultades de Medicina. La duración del examen es de 5 horas, y se celebra en sedes nombradas por el Ministerio de Sanidad.

El examen incluye imágenes en algunas de las preguntas. Estas son seguidas por mini casos clínicos relacionados. Las imágenes se distribuyen en un cuadernillo aparte al examen y es uno de los factores que tienen mayor peso en la valoración de la dificultad del examen.

La nota obtenida en el examen (90 % de la nota final), junto con la valoración del expediente académico (10% de la nota final), permite clasificar en un ranking a todos los opositores por puntuación de mayor a menor.

La nota obtenida en el examen (90 % de la nota final), junto con la valoración del expediente académico (10% de la nota final), permite clasificar en un ranking a todos los opositores por puntuación de mayor a menor.